¿Chips o no chips?

TECNOLOGÍA INSTANTÁNEA. Muchas veces nos consultan por chips o tags para cronometraje, en esta nota aclaramos muchas cosas respecto a esta tecnología para saber que podemos esperar de RFID y que no podemos obtener de ella. En tecnología no existe una solución universal para cualquier problema.

En algunos eventos es mayor la necesidad de automatizar el cronometraje y para eso no hay nada mejor que usar chips. Delegamos la toma de tiempos a la conocida tecnología RFID ( https://es.wikipedia.org/wiki/RFID ). Para eso contamos con un *reader* (lector encargado de enviar, recibir y procesar las señales), las antenas (que las hay de varios tipos y formas), los tags (comúnmente llamados chips en el mundo del cronometraje) y el software o programa para gestionar las lecturas. La aplicación de Cronometraje Instantáneo para Windows es completamente compatible con esta tecnología.

Una de las principales ventajas de utilizar cronometraje con tecnología RFID es la posibilidad de tomar los tiempos de varios participantes pasando al mismo tiempo por nuestro punto de control, algo que se torna difícil cuando se cronometra con cualquier otra tecnología. Otra de las ventajas es la comodidad durante el evento, ya que el trabajo del cronometrador es un poco más relajado con la ayuda de sus chips.

Pero necesitamos conocer bien esta tecnología antes de saber si es la adecuada para nuestro evento.

El primer uso de identificación por radiofrecuencia (o RFID) a gran escala se llevo a cabo durante la Segunda Guerra Mundial. Los británicos querían ser capaces de distinguir entre sus propios aviones que regresaban de la costa y los del enemigo. El sistema se desarrolló de la siguiente manera: se colocó un tag en las aeronaves aliadas. Al dar la respuesta adecuada a la señal, una aeronave propia podía ser distinguida automáticamente de una perteneciente al enemigo.

Con más investigaciones y mejores conocimientos, la tecnología RFID creció y se desarrollo en los años 70. En 1973, Charles Watson patentó la tecnología que actualmente conocemos como RFID pasiva.

y hoy es ampliamente usada es diferentes aplicaciones, https://www.universidadviu.com/tecnologia-rfid-mejores-aplicaciones/

Resumiendo: el reader genera una señal de radio frecuencia (esta señal no es lineal, sino una nube) y la envía por las antenas. Los chips reciben la señal y devuelven a la misma antena con el código único del chip. Esto es asi en los chips pasivos. En los activos, el mismo chip emite una señal de radiofrecuencia con un código único que la antena capta y el reader (lector) interpreta.

Aspectos a tener en cuenta:

El porcentaje de lecturas nunca es del 100% y esto se debe a las posibilidades / limitaciones de la tecnología en si mas factores como: tipo y cantidad de antenas, ubicación de las mismas y del chip en el participante y contexto (ej: el agua dificulta la lectura).

Costos: utilizar esta tecnología implica sumar costos de equipos, mantenimiento de los mismos y recurso humano entrenado. Y esto se traslada al costo final del servicio.

Tiempo: requiere tiempo de instalación y de desarmar la misma. Ademas de la entrega y devolución (en el caso de retornables) de chips.

Impacto ecológico: cada vez mas organizaciones ambientalistas y científicos especializados hablan del impacto en la salud de la RFID así como que (sobretodo en el caso de chips descartables) implica la generación de desechos no reciclables.

Los chips o tags pasivos son muy buenos cuando uno busca automatizar procesos, no así cuando uno busca precisión (ver https://cronometrajeinstantaneo.com/blog/tecnologia-instantanea/cuando-usar-fotocelulas/ ) y tampoco cuando uno busca bajar costos.


Cronometraje instantáneo es compatible con tecnología genérica y de marcas conocidas, ya que integra diferentes protocolos de comunicación.

Andres Misiak Autor

NADADOR de paisajes. NÓMADE DIGITAL viajando por el mundo en familia con motorhome. PROGRAMADOR y EMPRENDEDOR creador de startups. Co-fundador de cronometrajeinstantaneo.com y de saasargentina.com