“LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS” Vanesa Fundaró una deportista no vidente que llegó a la cumbre del Champaquí

Participó en maratones, e hizo frente a su mayor desafió: hacer cumbre en el champaquí.

https://www.serargentino.com/gente/historias-de-gente/vane-la-mujer-no-vidente-que-llego-a-la-cima

CRONO: ¿Cuál ha sido tu mayor reto hablando de deporte?

VANE: Mi mayor reto sin duda Cumbre en el Champaquí.

Deportista no Vidente
"PARA MI EL 2020 NO SERÁ EL AÑO DEL COVID, SERÁ EL AÑO DEL CHAMPAQUÍ"

SUPERAR TUS LIMITES, LLEGAR A LA CIMA CHAMPAQUÍ, EL CORDÓN MÁS ALTO DE CORDOBA (2790MSNM) ¡ES SIN LUGAR A DUDAS UN GRAN RETO!

Llegó a la Cumbre del Champaquí junto al grupo Cross run, la propuesta fue un desafío diferente, un arduo entrenamiento y una jornada dura.

CRONO: ¿Estaba dando vueltas en tu cabeza la idea de ésta cumbre?

VANE: Otra iniciativa de Carlos y su hija Magui, muy reconocida por su trayectoria en pruebas combinadas y corredora de trail running.

CRONO: ¿Entrenaste previamente para el Champaquí?

VANE: Entrenar, entrenar no, había hecho trekking con algunos compañeros de kayac, también hice la Quebrada de los Condoritos, es una de las altas cumbres de Córdoba, aunque no tiene las dimensiones del Champa. Con una amiga hicimos los gigantes, es otra de las sierras grandes de acá, 2000 metros sobre el nivel del mar.

CRONO: Por lo que relatas, no sos de planear demasiado… “Se va dando todo naturalmente” ¿Habías imaginado tremendo desafió?

VANE: Estábamos con Carlos remando, escoltando a su hija Magui que estaba en un brazo del lago, nadando a lo largo con un atleta parapléjico, lo íbamos escoltando junto a una lancha y una flotada de kayaquistas. Llegamos al club y me tiró la idea, “pensé que me estaba bromeando”. En casa no somos muy montañistas, mi mamá hizo cumbre una vez cuando tenía mi edad como un desafió personal nada más.

Estuve tres o cuatro días dando vueltas, mi amiga me confesó que no se animaba a llevarme y a guiarme. Me dijo que sería mejor que Magui me acompañe, que conoce la montaña, a partir de ahí enfoqué toda mi energía para ir. Me surgieron todas las dudas, cero estado físico, mi único entrenamiento había sido subir y bajar las escaleras del edificio (vivo en un séptimo piso).

CRONO: ¿Carlos y Magui son un motor en tu vida? ¿Te motivan, te empujan a ir por más?

VANE: Admiro el empuje de ellos en mi vida, “Carlos es mi fiel reflejo en todo lo que tiene que ver con deporte”.

Vane y Carlos de camino al Champaquí

CRONO: Todos los que hemos hecho cumbre alguna vez, nos genera mucha incertidumbre, ¿Cuál fué tu mayor inquietud?

VANE: Ir en grupo, por la lentitud de mi andar claramente retrasaría al resto, aunque esa persona no tenga el mejor estado físico

CRONO: Cargar la mochila, con todo lo que si o si hay que llevar para el tiempo de marcha, imagino que el peso te debe des-balancear más aun, ¿Cómo te fué con eso?

VANE: Al principio cargué yo mi mochila, hasta que sufrí un pico de lipotimia generado por la temperatura, hacia mucho calor, fue en verano y retrasé bastante la salida, el grupo re buena onda me apoyo a que siga, me tuvieron toda la paciencia y en un arroyito me mojé la cabeza, eso me hizo bien, me recuperé bastante.

CRONO: ¿Cuánto duró la excursión?

VANE: Tres días partiendo desde la Villa Alpina, un día para llegar al refugio, otro día para llegar a la cumbre y otro día para bajar.

“Todos llegamos a la cima eso es impagable”

En el momento que me descompensé me angustié mucho, pensaba en todo lo que faltaba y volvía a marearme “muy psicológico”. Al día siguiente pensábamos arrancar tipo cinco de la mañana para recuperar un poco el tiempo, no se pudo y llovía muchísimo. Subimos todos juntos y cuando estuvieron al lado nuestro me broté de odio, me dio mucha culpa.

“Eso de la competencia insana”, si pudiera entender el concepto y aplicarlo a mi vida diaria, saber que uno no compite contra otro, que las ventajas y desventaja son reales” “entenderlo evitaría tantos problemas… En mi vida diaria y en lo laboral, me exijo demasiado”. “Siempre me estoy midiendo con la vara de una persona que no tiene discapacidad y en realidad debería medirme con la mía propia”.

CRONO: Es aprendizaje todo el tiempo, contame como sigue ese tremendo desafío…

VANE: El segundo día Magui, una genia, con pequeñas pavadas fue demorando el grupo a propósito para que yo no me desanimara, mi guía comenzó a llevarme por lugares más empinados, al ir apoyando las manos, o sea en cuatro patas, me siento más segura, ahí compense un montón. Lástima que bajando no se puede, es más complicado cortar camino por ahí. Llegamos un poco más tarde al refugio, se decidió que el resto del grupo continuaran, tardemos lo que tardemos llegaríamos a la base donde habían quedado nuestros autos. El grupo llego 7 u 8 de la tarde y nosotros llegamos cerca de las 23 hs.

LO ÚNICO IMPOSIBLE ES AQUELLO QUE NO SE INTENTA

VANE: “Tener gente que no le importa los tiempos ni la demora, se gratifican con la posibilidad de permitirnos éstas vivencias, es único, increíble e inolvidable. No puedo decir otra cosa que no sea GRACIAS.

Cumbre del Champaquí

cronoadmin Autor

Biografía